Talleres

PSICOMOTRICIDAD

Desde los 3 a los 8 años

La psicomotricidad es una disciplina, que partiendo de la globalidad del individuo, tiene como objetivo su desarrollo integral, en los ámbitos clínico y edutivo, a través de la vivencia del propio cuerpo y de la relación consigo mismo, con los objetos y con los demás.

¿Qué se trabaja ?

  • esquema corporal
  • coordinación
  • tono y control postural
  • equilibrio
  • lateralidad
  • orientación espacio-temporal
  • respiración- relajación
  • relación con los otros y los objetos
  • expresión y comunicación

¿Cómo se trabaja?

A través del juego, en  las sesiones  se trabajarán diferentes contenidos psicomotrices siguiendo la misma estructura en cada una de ellas. El trabajo se realiza en grupos reducidos en función de la edad y los contenidos a realizar.

Beneficios de la psicomotricidad en los niños

A nivel motor

  • Facilita la adquisición del esquema corporal, permite que el niño tome conciencia y percepción de su propio cuerpo.
  • Favorece el control del cuerpo,  el niño aprende a dominar y adaptar su movimiento corporal.
  • Ayuda a afirmar su lateralidad, control postural, equilibrio, coordinación, ubicación en tiempo y espacio.

A nivel cognitivo

  • Estimula la percepción y discriminación de las cualidades de los objetos así como la exploración de los diferentes usos que se les puede dar.
  • Crea hábitos que facilitan el aprendizaje, mejora la memoria, la atención y concentración, así como la creatividad del niño.
  • Introduce nociones espaciales como arriba-abajo, a un lado-al otro lado, delante-detrás, cerca-lejos y otros más, a partir de su propio cuerpo.
  • Refuerza nociones básicas de color, tamaño, forma y cantidad a través de la experiencia directa con los elementos del entorno.

A nivel socio-afectivo

  • Sirve como un canalizador, ya que el niño puede descargar su impulsividad sin culpabilidad. Esta descarga será determinante para su equilibrio afectivo.
  • Se integra a nivel social con sus compañeros, propicia el juego grupal.
  • Ayuda a enfrentar ciertos temores, el niño fortalece no solo su cuerpo sino también su personalidad superando así ciertos miedos que antes lo acompañaban.
  • Reafirma su autoconcepto y autoestima, al sentirse más seguro emocionalmente, como consecuencia de conocer sus propios límites y capacidades.

 

Si estás interesado, no dudes en contactar con nosotros.

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s