Nuestra voz

La laringe, a lo largo de la evolución, ha adquirido su función vocal, que requiere la aproximación y separación continua de los pliegues vocales, con modificaciones mínimas en su masa y longitud.

Ya desde  las más temprana infancia, el bebé utiliza la fonación como medio de comunicación con el entorno, un grito diferencial para manifestar placer o todo lo contrario. Cuando desarrolla el balbuceo, empieza a utilizar pautas de inflexión, tono, melodía,.. A lo largo del primer año, el bebé desarrolla un control de su tracto vocal, estando capacitado para utilizarlo como herramienta de comunicación.

Existe una gran diversidad en las manifestaciones vocales. La emisión de la voz, es un fenómeno de enorme variabilidad, aparte de las considerables diferencias entre una persona y otra, en un mismo individuo la voz adopta múltiples aspectos. Podemos clasificar estas manifestaciones :

Como instrumento vocal: voz hablada, cantada, gritada, alta, baja, femenina, masculina…

Según la expresividad de la voz: los diferentes estados de ánimo adjudican a la voz una tonalidad afectiva. Voz suplicante, humilde, tímida, temblorosa, melosa, sarcástica..

Según las circunstancias en que se utiliza: voz de hablar en público, voz conversacional,..

Según la pragmática: intencionalidad del sujeto y tipo de acción que ejecuta. Voz proyectada, no proyectada, de apremio.

La voz es una expresión de las emociones, deseos, pensamientos, considerándola como un espejo del interior de las personas.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s