¿Qué es la psicomotricidad?

La psicomotricidad es una disciplina, que partiendo de la globalidad del individuo, tiene como objetivo su desarrollo integral, en los ámbitos clínico y edutivo, a través de la vivencia del propio cuerpo y de la relación consigo mismo, con los objetos y con los demás.

 

¿Cuáles son los contenidos psicomotrices?

  • esquema corporal
  • coordinación
  • tono y control postural
  • equilibrio
  • lateralidad
  • orientación espacio-temporal
  • respiración- relajación
  • relación con los otros y los objetos
  • expresión y comunicación

Los ámbitos de intervención…

  1. Educación psicomotriz: de 0 a 8/9 años
  2. Reeducación psicomotriz: niños y adolescentes con algún trastorno psicomotor
  3. Terapia psicomotriz: niños y adultos
  4. Práctica psicomotriz en la 3ª edad

Importancia del Esquema corporal

Es la organización de todas las sensaciones relativas al propio cuerpo (táctiles, visuales y propioceptivas), en relación con el mundo exterior. Consiste en una representación mental del propio cuerpo , de sus segmentos, límites y posibilidades de acción. El esquema corporal evoluciona desde el nacimiento y está condicionado por la maduración del sistema nervioso y la relación con el medio.

Está muy ligado al concepto de imagen corporal.

Beneficios de la psicomotricidad en los niños

A nivel motor

  • Facilita la adquisición del esquema corporal, permite que el niño tome conciencia y percepción de su propio cuerpo.
  • Favorece el control del cuerpo,  el niño aprende a dominar y adaptar su movimiento corporal.
  • Ayuda a afirmar su lateralidad, control postural, equilibrio, coordinación, ubicación en tiempo y espacio.

A nivel cognitivo

  • Estimula la percepción y discriminación de las cualidades de los objetos así como la exploración de los diferentes usos que se les puede dar.
  • Crea hábitos que facilitan el aprendizaje, mejora la memoria, la atención y concentración, así como la creatividad del niño.
  • Introduce nociones espaciales como arriba-abajo, a un lado-al otro lado, delante-detrás, cerca-lejos y otros más, a partir de su propio cuerpo.
  • Refuerza nociones básicas de color, tamaño, forma y cantidad a través de la experiencia directa con los elementos del entorno.

A nivel socio-afectivo

  • Sirve como un canalizador, ya que el niño puede descargar su impulsividad sin culpabilidad. Esta descarga será determinante para su equilibrio afectivo.
  • Se integra a nivel social con sus compañeros, propicia el juego grupal.
  • Ayuda a enfrentar ciertos temores, el niño fortalece no solo su cuerpo sino también su personalidad superando así ciertos miedos que antes lo acompañaban.
  • Reafirma su autoconcepto y autoestima, al sentirse más seguro emocionalmente, como consecuencia de conocer sus propios límites y capacidades.

Fuete: http://www.psicomotricidadinfantil.com

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s